Enlaces

Mensajes

11/10/2017 19:58:08

El Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (IPAV) informa a todos los adjudicatarios que hasta el momento abonaban sus cuotas en el BANCO HIPOTECARIO NACIONAL, deberán aguardar, ya que prontamente se emitirán y enviarán a su domicilio las boletas correspondientes y las mismas se podrán abonar en Pampa Pagos o Banco de La Pampa. Disculpe las molestias. Autoridades del IPAV

Ver completo
VOLVER

Asistencia Social

Funcionamiento y Fundamentación del Sector Social.

SERVICIO SOCIAL. 

FUNDAMENTACION.

Es importante poder rescatar la naturaleza social de la cuestión habitacional y urbana al igual que el papel estratégico que en éste ámbito tiene el trabajo social como disciplina orientada a transformar las situaciones de exclusión y promover relaciones de ciudadanía e igualdad.

Entendemos que en el campo del Trabajo Social la intervención requiere fundarse en una perspectiva consistente con los derechos humanos. En el contexto actual, marcado por la fragmentación de las redes y/o espacios de relación, se torna urgente la discusión sobre los derechos sociales y el contar con herramientas para lograr su vigencia plena para todos los habitantes de la provincia de La Pampa.

En este sentido la intervención del Trabajo Social se asienta en favorecer y promover el acceso de la población a la materialización de los derechos sociales a través de procesos socio – educativos.

Tanto para el “urbanismo” como para el “Trabajo social”, las personas habitamos en un determinado lugar y vivimos en continua interacción con nuestro hábitat, donde “nuestra calidad de vida”, es objeto central de intervención de los profesionales del servicio, que depende de cuestiones tan básicas como las condiciones de habitabilidad de la vivienda, la proximidad de los comercios, la conexión del barrio con el resto de la ciudad, las zonas verdes, el transporte público y la accesibilidad a los equipamientos colectivos, culturales, sanitarios y deportivos. Es decir que se reivindica a la vivienda como una de las grandes piezas de integración social de la población.

Desde el Servicio Social consideramos a la “vivienda” como un “derecho”, no estrictamente jurídico o constitucional, sino cívico y de integración, siguiendo la tradición de los derechos sociales, que nos permite a los trabajadores sociales trabajar desde una concepción integral de la calidad de vida ligada al habitat.

El conceptualizar a la vivienda como un derecho humano supone romper con cualquier posible neutralidad. Adoptar un enfoque sobre vivienda como un derecho implica reconocer que la misma es absolutamente necesaria en el proceso vital de las personas, con lo cual carecer de ella y por extensión del “derecho a una vivienda”, supone quedar excluido de otros derechos que se articulan mediante este. Esta es una cuestión que no solo esta afectando al colectivo clásico de aquellos que no cuentan con recursos económicos para dar solución a la problemática habitacional, sino que es transversal a la población en su conjunto, a familias jóvenes y a personas adultas mayores; que muchas veces habitan en lugares en los cuales soportan hacinamiento y malas condiciones de habitabilidad.

 

Es desafío del aparato estatal en materia habitacional, tanto nacional como provincial y municipal; radicaría en no proliferar la precariedad constructiva, el aislamiento territorial, la falta de equipamientos de todo tipo, la reproducción de malas condiciones de hábitat (hacinamiento), de estados de vulnerabilidad, etc.